Volver al sitio

La dirección por objetivos base del cambio cultural: 7 elementos clave

Cómo gestionar el cambio en tu empresa

· consultoria rh,HR strategy,Direcciónporobjetivo,OKR,coaching

Las organizaciones que gestionan por objetivos, por desempeño, o por misiones, se encontraron en abril del año 2020 que lo que habían planificado para todo el año, había dejado de tener validez en menos de 3 meses .

Y es que estamos en un mundo VUCA, que ha venido para quedarse, y que obliga a plantearse si la dirección por objetivos se ha quedado obsoleta y no sirve para gestionar, o si debe evolucionar para adaptarse al nuevo entorno.

Nuestro parecer es que la dirección por objetivos debe evolucionar hasta convertirse en algo nuevo, tal como ha ocurrido en el sector tecnológico, que ha sabido adaptar los viejos conceptos, y ahora están más vivos y rejuvenecidos que nunca. En realidad, la gestión por objetivos, llamados en el sector Key Results o OKR, se sitúan en el centro del cambio cultural, junto con el teletrabajo, el trabajo en equipo y la innovación.

Os presento 7 ideas básicas para evolucionar de la dirección por objetivos o gestión por desempeño en tu organización, y adecuarla a los nuevos tiempos:

  • Con el teletrabajo no se pueden supervisar las tareas de manera cercana, como cuando estábamos en presencial. Hoy es necesario centrarse en resultados y orientar los esfuerzos hacia un fin compartido entre jefe y colaboradores. Los objetivos son más necesarios que nunca para dotar de propósito y estabilidad a las personas y equipos, focalizándolos hacia retos motivadores e ilusionantes. Actualmente se necesita personas autónomas que organicen su propio trabajo y se sientan empoderadas teniendo claro como aportan (cual es su misión) a la organización.
  • Ahora bien, se debe introducir “dosis” relevantes de flexibilidad en los objetivos. El mundo cambia, cambia la realidad y la organización debe adaptar los objetivos, aunque se definan con vocación de permanencia, para garantizar su vigencia. Actualizar los objetivos y los sistemas de gestión es realismo y aprendizaje, mientras no tocarlos es parálisis y nos lleva al fracaso.
  • Los objetivos, misiones o gestión del desempeño deben ser compartidos con superiores y colaterales, y/o con todos los miembros de un equipo. Los objetivos son el nexo de unión que aglutina y focaliza las distintas áreas funcionales y a los equipos multidisciplinares, diversos e inclusivos. Es el cemento que une la organización.
  • Tradicionalmente los objetivos emanaban del plan estratégico y bajaban en cascada en la organización. En un mundo VUCA quienes “proponen” los objetivos son los puestos en contacto con clientes y proveedores que palpan directamente la realidad del mercado, y posteriormente deberían subir por la jerarquía y se validan a nivel estratégico. Esta es la base de las organizaciones empoderadas, la gestión se delega a las bases. El plano estratégico y operativo están en todo momento conectados y alineados a través del seguimiento de los objetivos y los hitos o fase se su consecución.
  • Es evidente que revisar los objetivos una vez al año, como era habitual en el pasado, ya no es posible. La revisión de objetivos, indicadores y métricas debe ser diaria, o a lo sumo semanal, porque es la forma de tomar consciencia de cómo evoluciona el entorno y de implementar cambios necesarios en la organización. Pocos objetivos para no dispersar esfuerzos y compartidos entre áreas implica organizaciones  bien coordinadas y sin silos.
  • El papel de los mandos, jefes y/o directivos, no es controlar que se realizan las tareas, esto no añade valor, sino marcar el norte, dotar recursos, tirar emocionalmente de personas y equipos, formar y desarrollar a las personas. Esta es la nueva dimensión en el papel de los mandos, acompañar en la consecución de objetivos.
  • En todo momento los objetivos necesitan ser realistas y alcanzables para no causar frustración, y por tanto se tienen que revisar, negociar, acordar y facilitar con total normalidad. La comunicación tiene que ser rápida, sincera y fluida, basada en la confianza para facilitar la toma de decisiones y la adaptación constante de toda la organización.
  • En definitiva, las organizaciones necesitan estar cerca del terreno, donde se presta el servicio, se produce o se crea el negocio, apoyando y desarrollando a las personas, y por tanto con organizaciones planas y personas empoderadas, y líderes que las impulsen en la consecución de su propósito u objetivos.

En conclusión, el sistema de objetivos es más valido que nunca, pero viene con nuevos paradigmas. Se ha convertido en la materia prima de la gestión, desarrollo y empoderamiento de personas. La organización a través de los lideres es responsable de establecer y acordar la misión, y facilitar la consecución de los retos de personas y equipos. Los equipos pasan a ser la unidad de entrega de resultados u objetivos, más allá de los puestos de trabajo.

Best mangement puede acompañarte en realizar el cambo cultual en tu organización. Podemos colaborar de muchas formas, desde talleres de formación, coaching ejecutivo y a los equipos, adaptación de los sistemas de gestión de personas, etc. Conversemos sin compromiso. Estamos a tu disposición.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar