Volver al sitio

METODOLOGIAS PARA EL DESARROLLO DE ORGANIZACIONES, EQUIPOS Y PERSONAS

Saber distinguirlos para acertar en la elección

· HR strategy,Gestión del cambio,coaching,reskilling

Las organizaciones, equipos y personas que buscan alcanzar su máximo potencial han de incorporar nuevos hábitos y formas de actuar para no quedarse estancados en su proceso crecimiento y desarrollo. Generalmente conseguimos "crecer" a través de profesionales que nos enseñan, asesoran, tutelan y nos acompañan en estos procesos de cambio y desarrollo personal y organizacional.

Pero existen diversos procesos y metodologíasa a tu disposición que es importante que sepas distinguir, porque te aportan cosas distintas, y debes ser capaz de elegir "qué" tipo de proceso necesitas, según el momento en que te encuentras y en función de aquello que te planteess alcanzar.

Para ello, me gustaría presentarte el siguiente gráfico, con la única finalidad de clarificar el contenido y los resultados que te pueden aportar los distintos procesos

 

Para problemas urgentes que necesiten resolverse en el menor tiempo posible, se suele recurrir a expertos, que te “aconsejarán”, según su punto de vista. Suelen aplicar su metodología en función de la formación y experiencia de su especialización concreta. La consultoría o los consultores de todo tipo (psicologos, abogados, economistas, etc.) realizan un diagnóstico de la situación actual, es decir, “donde te encuentras” en función de los datos que les facilitas y te “aconsejan” lo que tienes que hacer para llegar a la “situación deseada”. El asesoramiento puede terminar en un informe o puede extenderse a la implementación de las medidas acordadas, por medio de itinerarios de formación, medidas de negociación, o mediante un soporte informático, bien a traves de una app o de un programa, etc.

Por su parte un Mentor es un experto que ha pasado por una situación similar y que acredita “maestría” en el enfoque y/o la resolución del problema, que es su especialidad. Un mentor te trasladará conocimientos, incidirá en los hábitos a desarrollar, y te acompañará durante un tiempo ofreciéndote consejos hasta que consigas la finalidad que te has propuesto. El mentor es especialmente útil para desarrollar a una persona en una profesión o ámbito en la que carece de experiencia, y hacerlo en el menor tiempo posible (ya que enseña desde el ejemplo). Puede ser una persona de tu organización o externa a la misma. En algunas instituciones se establecen sistemas de mentorias de manera transversal.

 

Por otro lado, todos conocemos y hemos utilizado la formación para desarrollarnos. Es el vehículo por excelencia para la transmisión de conocimientos. Solemos distinguir entre teoría y práctica. La teoría suele proponerla el formador. La práctica suele consistir en talleres que lo que buscan es adaptar la teoría a tu caso concreto (sino la aplicación te la tienes que hacer tu mismo). En el caso de formación en intangibles (liderazgo por ejemplo), los talleres suelen ser vivenciales, para que los conceptos sean hagán lo más “tangibles” posibles. El rol de formador o la transmisión de conocimientos suelen utilizarlo tanto consultores, mentores y coaches, para trasladar conocimientos de un tema en concreto. La aplicabilidad de la formación y sobre todo el aprovechamiento puede ser más o menos exitosa según el caso, el momento y el nivel de compromiso del asistente (asistir a la formación no garantiza asimilar ni aplicar los conocimientos que traslasda el formador).

Por ello y para movilizar el compromiso de las personas en la consecución de resultados, la metodología más recomendable es el coaching, que demanda una fuerte implicación de los equipos y personas participantes. El coaching se centra en modelar el futuro, y para ello se enfoca en acordar objetivos para conseguir aprendizajes de tercer grado, es decir, sin recibir consejos es el propio usuario quien “descubre” que paradigmas ya no le sirven, y por tanto, aplica nuevas premisas que cambian su comportamiento y los resultados que obtiene mejoran. El coaching puede ser especialmente útil en cambios culturales, implantación de la innovación o del trabajo colaborativo y en modificar antigüos hábitos en las organizaciones. Un aspecto que trata el coaching es la emocionalidad de las personas, para decidir desde qué emociones se conseguirán los objetivos y crear consciencia para conseguir los cambios de comportamiento que implican mejores resultados.

 

Como veis, en función de lo que necesite la organización, los equipos o las personas en cada momento, habrá una metodología más adecuada de aproximarse a los mismos. Es importante “no pedir peras al olmo”, pues cada metodología consigue un tipo de resultados y todas ellas son importantes y útiles, aunque los resultados que se consiguen son distintos.

Un buen profesional siempre comunicará la metodología y el rol que utilizará en cada momento a su cliente, así como los objetivos de cada acción. Un buen profesional no mezcla metodologías o roles ni crea confusión respecto a las mismas, ni promete resultados que no puede alcanzar. Es importante que tu aprendas a distinguir lo que te están proponiendo para decidir en función de lo que realmente necesitas.

Esperamos que te sirva!! Estamos a tu disposición. No dudes en encontactar si quieres profundizar en cualquiera de estos temas.

Best Management te acompaña en el crecimiento de tu organización, equipos y personas. Podemos colaborar de muchas formas, desde talleres de formación, Mentoring en determinados temas del departamento de personas, o coaching ejecutivo y a los equipos (estamos certificados por ICF), y en tambien la adaptación de los sistemas de organización, gestión y retribución de personas de tu organización.

 

 

 

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar